Inicio
Cocina
Menu del día
Contacto
Catering
Libro de visitas
Hablamos de cafe?

 

 

La leyenda

Cuenta la leyenda que hace más de 1300 años, en el territorio de actual Etiopia, un joven pastor árabe Kaldi observó una tarde cómo sus cabras actuaban de una forma extraña, corriendo y dando saltos como locas, luego de comer arbustos de frutos rojos.

El pastor, intrigado por lo que ocurría, decidió llevar las muestras de hojas y frutos a un monasterio llamado Cheodet, donde los monjes por curiosidad pusieron los granos a cocinar.

Al probar la bebida, les pareció tan fea que arrojaron al fuego los restos de la infusión.

Pero los granos, a medida que se quemaban, despedían un agradable aroma.

Los monjes intentaron entonces volver a preparar una bebida con los granos tostados y quedaron fascinados con el resultado.

Al tomarse el café, las oraciones de los monjes ya no fueron suaves y tranquilas sino llevadas a coro con alegría.

La leyenda cuenta que el abad del monasterio le dio el nombre de Kaaba a la bebida, que en árabe quiere decir piedra preciosa de color café.

 

  • Acidez: Está relacionada con la sequedad que el café produce en los bordes de la lengua y en la parte de atrás del paladar. Sin suficiente acidez, el café suele ser plano.
  • Aroma: Para sentir, todo el aroma del café, primero, aspiramos el vapor que asciende de la taza. Un buen bebedor de café, al igual que un catador de vinos, antes de mojar los labios en el café, aspira su aroma.
  • Cuerpo:Este factor está relacionado con los aceites y sustancias que se extraen de los granos a lo largo de su tratamiento y se refiere a la sensación del café en la boca, a su viscosidad, peso y grosor. El café no debe ser demasiado líquido, sino poseer cierto cuerpo para que no corra rápidamente y se escape de la superficie de la legua y la aterciopele. Sólo entonces comienza a apreciarse el sabor de la bebida.
  • Sabor:Es la relación entre la acidez, el aroma y el cuerpo que le dan la forma al sabor del café: acaramelado, achocolatado, fragante, frutoso, maduro, dulce, delicado, almendrado, picante, etc.

 

googleabf168de76d55ffb.html